Script para la caja de Facebook

domingo, 9 de septiembre de 2012

POST VIEJUNOS: EL POLITOXIFRIKI

Hoy toca post de Neithan.



Es jodido, asquerosos lectores…
Lo de ser un Friki 100% pata negra dabutiketecagas metido en todos los fregados y frikerios habidos y por haber es complicao, por no decir imposible.
Y hay frikis piojosos como, seguro, muchos de vosotros, que lo intentan y lo intentan… pero como no robes a tus viejos y éstos se llamen Ortega, Botín, o Petazeta, no hay manera… y pensar en el porqué es fácil, ¿no?

¡¡¡¡¡Passsssssstaaaaaaaaaaa…!!!!!

Porque lo primero, lo más principal, lo i-m-p-r-e-s-c-i-n-d-i-b-l-e pa ser un superfriki es, claro está, comprar toneladas de tebeos…
Hasta que no puedas llenar una pared entera con tu colección, ni eres un friki ni eres ná… eres un piltrafilla sin más. Esto de los tebeos puede llevar sopotocientos post y no terminaríamos: frikis que compran sólo Marvel, sólo DC, de los dos, de ninguno (creo que alguno existe,) que tiran de Previews, que alucinan con Top Cow u Homage o Dark Horse, que creen que La Cúpula es la editorial de referencia en España, que sólo pillan europeo (estos son pseudofrikis de pacotilla), que besan el suelo adolmenado de Ponent Mon sins entido muy recerca, que aletean, que sólo leen español, que sólo leen lo que les dice Alvaro Pons, que hacen del gafapastismo su bandera… un sinfín de posibilidades, vamos.

Endespués, no se puede ser ni friki ni ná si no se tiene, a lo menos, un álbum lleno de trading cards. Una serie completa como mínimo, con sus cartitas con brillo, firmadas, holográficas, canvas, transparentes, etc… y unas cuantas series más incompletas. Que en Madrí lo tenéis más fácil con el rastro, pero intenta terminar una colección en Pamplona…

Imprescindible también alguna figurita de cada tipo clásico: las de resina, y las articuladas. De supertipos, de Star Wars, de muñecas diabólicas, de Jay y Silent Bob…

Además, en las paredes tiene que haber colgao algún poster, claro… y que no falten camisetas de Graphitti Design en el armario…

Y luego añadimos: Heroclix, Magic, Rol, Cine, Música, series de televisión (desde Buffy hasta El Ala Oeste de la Casa Blanca), Play Station, internet, maquetas…

A ver, chicos, haced la cuenta.
Hace falta dedicarse a unas 10 actividades semanales para ser un Supermegafriki de verdad, de gama alta.
Un friki de pacotilla sólo lee tebeos y entra en Dreamers una vez a la semana pa ver qué ha pasao.
Los superfrikis se dedican a tiempo completo a sus gilichorradas.
Y hasta ahí bien. No problemo.

Pero hay un peligro… hay frikis que, en su intento de ser más chachis, de abarcar más y más formas de frikismos, se pasan de la raya. No saben parar, pierden la noción de las cosas y, tras consumir sin medida, acaban entrando en el reverso tenebroso del frikismo, cayendo en el más profundo de los abismos y convirtiéndose en un… ¡politoxifriki!

Este peligroso espécimen, a lo menos:
- entra a diario en un mínimo de 4 foros, a veces con nicks distintos, llegando incluso a pelearse consigo mismo,
- lleva su propio Blog donde suelta sus idas de pinza como si fueran verdades supremas,
- se cabrea con la mujer de la limpieza por cambiarle de sitio las figuritas de Bowen Designs una vez a la semana (que es la frecuencia de limpieza de su cuchitril),
- tiene una costurera contratada para que sus momentos Cosplay sean memorables y puedan ser sacados por Kimota en un post,
- bucea en lo más recóndito de las páginas musicales buscando algo chachi que no conozca ni diso (cuando la mejor sigue siendo la de los sesenta, pero eso él no lo sabe),
- tiene una carta de Magic que cuesta más que sus deportivas más caras,
- tiene los dedos deformes a simple vista, cuando lo que de verdad ocurre es que están hiperadaptados al ratón y el mando de la Play,
- ejerce un mínimo de media jornada a la semana de master o de Elfo Noldor forrado a puntos en una partida de rol,
- se conoce al dueño del videoclub al que le recomienda qué pillar, porque lo ha visto todo ya en el cine (eso son dos sesiones semanales, y ni así),
- cree, estúpidamente, que Angel es una serie que mola y gasta 20 horas semanales en ver series como ésa u otras parecidas,
- guarda en una caja de galletas (Quely o las que sean) sopotocientas figuritas de Heroclix, e incluso se ha hecho una que cree que se parece a él,
- etc… etc… etc….

Joder, un Politoxifriki es un jodido friki a tiempo completo, sin vida privada, sin novia, sus mejores amigos son los que encuentra en la red… ¡es un ser peligroso! Se parece peligrosamente a alguno de vosotros, asquerosos lectores, y eso no puede ser bueno.

De veras.

No os acerquéis si veis uno. Ser friki está bien. Incluso te ayudan en FSF y todo, y te dan un carné. Puedes hacerte incluso famoso, como Benito Camela.
Ser un Politoxifriki es jodidamente peligroso… una vez te abduce esa vida, estás perdido y puedes acabar pareciéndote a… bueno… a algunos que ya sabéis… echadle imaginación, hombre…

Y lo peor es que el politoxifriki intentará atraerte, cual agujero negro, hacia alguna de sus áreas de influencia… a sus tebeos, sus chorradas Kevinsmithescas, sus mundos imaginarios, y su pasión por el porno.

Huid.

Lejos.

Más lejos aún.

Ser Politoxifriki, sabedlo, se contagia… y tiene horribles efectos secundarios.


1 comentario:

  1. Cómo? No hay mención a los que salen colsplayados en la tele y después echan bronca porque se comenta el hecho?... Que es un post reciclado? Pero, me van a decir ahora que el fenómeno es nuevo.

    ResponderEliminar

Deja un puto comentario... ¡mamón!

Free counter and web stats