Script para la caja de Facebook

domingo, 25 de marzo de 2012

POST VIEJUNOS: Juicio Friki: La precuela

Buenas. Hoy en Post viejunos un post de Neithan. Ala, a mamarla.



"Este es el jodido pendejo"



Todos en pie.
Preside el Tribunal el excelentísimo (a la par que apuesto) Juez Neithan.
Forman parte del jurado los siguientes frikis ignorantes de mierda: Adbarcito, Kimosín, Petardoman, V.O.M.I., el Teniente Zurullo, SEVilleta, Bolalocuela, Kurtdo, El Acorazado y el Médico.
Acusado: Jorge Lucas.
Delito: joder la vida a base de miriclioidianosequé a adultos que antaño eran felices.
Pena solicitada: desgarramiento testicular a lo bruto ejecutado por una gorda mocha, seguido de un sutil empalamiento con paraguas de esos que le das a un botón y se abren con violencia, y visionado obligatorio de toda la filmografía de Manolo Escobar.


Antecedentes de hecho:

El acusado generó a finales de los setenta un refrito de spaghetti westerns, comedias del gordo y el flaco, samurais y telenovelas cutres, al que añadió un toque cósmico, una banda sonora que te pone de punta hasta los pelos del culo (y de esos pelos el jurado sabe mucho) y unos efectos especiales del copón (para la época...) que causó furor.
Dicha pinícula creó una legión de auténticos fans, prácticamente inventó el merchandising, e hizo que el Sr. Lucas se forrara para siempre jamás, el mu cabrón.
En un alarde de imaginación, situó la acción de la película en el pasado, en una galaxia muy lejana, y la llamó “Episodio IV: Una nueva esperanza”, con lo que montones de frikis (que salieron como hongos, espontáneamente, ex profeso a raíz de la pinícula) se preguntaban angustiados en qué secreta cueva del tesoro se hallaban los tres anteriores, y cuándo llegarían los posteriores capítulos.

El acusado hizo la segunda película, el quinto capítulo, llamado “El imperio contraataca”, y arrasó con lo que era el cine de acción hasta ese momento. Una de las mejores pelis de aventuras jamás vistas, con la frase del malo más comentada e impactante de la historia, acción trepidante, bichos imposibles, personajes míticos y un espeluznante “continuará”. Y el que no haya leído esta última frase asintiendo satisfecho dándome la razón es un puto friki incapaz de distinguir una POM de un grano en el culo de un Troll.
Aquí empezó a crecerle el ego al amigo George hasta ser tan grande como el rancho Skywalker, y es cuando el colega echó la papada esa que luce que no es ni normal.

Aluego, uséase, endespués, realizó la tercera. Aquí empezó a traicionarnos como traiciona el acné a los asquerosos lectores de este blog. En vez de meter Wookies sedientos de sangre arrancando cabezas de stormtroopers y usando sus cascos de meaderos, creó a los Ewoks, que son como ositos de peluche que invitan al espectador a irse de cacería con un Winchester 74, cervezas, y una saca pa llenarla de piel de ewok.
Pero aún moló la peli. Aún nos gustó. Era, en fin, la peor de las tres, pero la aceptamos como cierre a la Sagrada Trilogía.
Amén.

Y pasaron los años.
La fama de la trilogía creció, y la gente se hacía más y más fan del asunto, y en un país de esos civilizados se legalizó una religión basada en la Fuerza, y salieron cómics contando historias jedis, y seguían vendiéndose figuritas, y salieron libros (que son esa cosa como los cómics, pero sin dibujitos) contando lo que ocurría después, con Han y Leia trayendo jedicitos al mundo (Anakin, Jaina y Jacen), y Kevin Smith sacaba teorías sobre la Sagrada Trilogía en sus pelis y la gente lo flipaba…

Y el cabroncete de George vio que era bueno. Y se dijo: ¿Cómo le saco yo aún más pasta a estos frikis gilipollas?
Y en un momento, le vino la inspiración bobochorra y, estando hasta el culo de crack, con un canuto en cada mano y una teta en la boca, se le ocurrió hacer la primera trilogía. - “Precuelas”, las llamaré - se dijo el tontolaba de George.
Y mandando a tomal pol culo años de fiel seguimiento y obstinado estudio de la Sagrada Trilogía por parte de millones de fans arrodillados ante su genialidad aún veinte años después, el muy pendejo escribió el afamado “Episodio 1”
Y nos jodió la marrana.

Y ahora no hay cristo que pueda tragarse nada relacionado con Star Wars, cuando te han jodido la mística de la Fuerza y resulta que Anakin Skywalker, el temido Darth Vader, es el metrosexual más mariconsón que nos hayamos echado a la cara,
Eso sí, Yoda mola, Windu mola, y Amidala está pa hacerle un equipo de futbol de Lukes y Leias, pero lo cortés no quita lo caliente, y el panoli de Lucas nos ha calentao bien a los true belivers con sus gilipolleces.

Por todo esto, y por mantener el mismo peinado hortera durante veinticinco años, sometemos al otrora genio George Lucas al temido… JUICIO FRIKI
(Suena la Imperial March)

Y le hayamos CUPABLE de todos los cargos (por más que Kimota se lo esté comiendo a besos y VOMITON desapareciera de entre los miembros del jurado nada más empezar la exposición) y condenamos al acusado a inventar algo más molón que el THX y sufrir acto seguido y de mano de personajes inventados por Tarantino las penurias (del todo justas) relatadas al principio de este escrito.

Ea.


"Stormtroopers opinando sobre las precuelas"

2 comentarios:

Deja un puto comentario... ¡mamón!

Free counter and web stats